InicioBlog→Artículo→Mestre Pastinha

Mestre Pastinha

Por: Macarrão,
foto4

Vicente Ferreira Pastinha, o Mestre Pastinha, nacido en la calle del Tijolo en Salvador (Brasil) el 5 de abril de 1889, hijo de Jose Señor Pastinha, um español afincado en Brasil, y de Doña Maria Eugênia Ferreira baiana y vendedora de Acarajé.

Mestre Pastinha, hoy día conocido como el principal difusor y defensor de la Capoeira Angola tradicional, empezó a practicar ese arte por casualidades de la vida. Él nos cuenta en un relato que conoció la capoeira a sus ocho años de edad, a través de un africano vecino suyo. Ese africano, de nombre Benedito, veía a Pastinha pelear constantemente con un niño mayor. Un día observa a Pastinha muy disgustado y avergonzado por las contantes peleas y derrotas que sufria y desde su ventana le dice:

 -“Chico ven aquí, tú no puedes con ese niño porque es mayor y tiene más edad. Así que el tiempo que pierdes levantando cometas vienes a mí ‘cazuá’, y te enseñare una cosa de mucho valor.”

Y así fue, aceptó la propuesta de Benedito y empezó a practicar capoeira.

Pastinha vivió una infancia modesta pero muy feliz, por las mañanas asistía a clases en el Liceo De Artes de Oficios, donde aprendió el arte de la pintura que tanto le apasionaba,  y por las tardes iba a entrenar capoeira con el Tio Benedito, como acostumbraba llamar a su vecino. A los doce años ya era muy respetado y temido en su barrio.

En 1902 con 12 años de edad, Mestre Pastinha entró en la escuela de aprendices de marineros donde era conocido por 102, su número en tal escuela. Allí Pastinha aprende el arte de la esgrima, a tocar la guitarra y también enseña el arte de la capoeira a algunos de sus compañeros.  

En 1910, a los 20 años, Pastinha deja la escuela de marineros, y pretende vivir de sus dos pasiones: la pintura y la capoeira. Empieza a dar clases de capoeira a escondidas, ya que esa aún era prohibida. Su primer alumno oficial fue Raimundo Aberrê. En 1913 se aparta de la capoeira debido a la fuerte represión que esta estaba sufriendo. En ese tiempo Mestre Pastinha tiene que dedicarse a diversos oficios para poder subsistir. Entre ellos podemos destacar que fue pintor, albañil, repartidor de periódicos y hasta llego a cuidar una casa de juegos. Este último relatado por el propio Mestre.

En 1941 es convidado por su antiguo alumno Aberrê a asistir una roda de capoeira tradicional en la “Ladeira da pedra” en el barrio de Gingibirra (Salvador). Allí, cuenta Pastinha, que solo habían Mestres y quien cuidaba la Roda era un Mestre llamado Amorzinho, un guardia civil, quien le pide a Mestre Pastinha que sea el encargado de continuar con la roda.

Roda de Angola

Este año surge el CECA (Centro Esportivo de Capoeira Angola), la primera academia de capoeira angola, localizado en “Largo do Cruzeiro de São Francisco”. En el año 1949 cambia de localización la academia y ese pasa a instalarse en un terreno de una fábrica de jabones en el barrio “Bigode”. También es en este año que pastinha implementa su uniforme que consistía en un pantalón negro y una camiseta amarilla haciendo honor a su club de futbol, el “Ypiranga Futebol Clube”. 

En 1955 el CECA vuelve a cambiar de dirección, pasa a instalarse en el “Largo do Pelourinho” nº 19, donde permaneció 15 años. Durante esos años Mestre Pastinha quedó muy conocido y fue entrevistado por varias revistas y periódicos. También eran asiduos a su academia personajes ilustres como Jorge Amado o el ilustrador Carybé.

En 1966 fue parte de la comitiva brasileña que acudió al primer festival mundial de la cultura negra realizado en Senegal, siendo uno de los destaques del evento. Con motivo del viaje Mestre Pastinha escribió una verso cantado en muchas rodas de capoeira y grabado por Caetano Veloso que dice lo siguiente:

“Pastinha já foi à Africa, pra mostrar a capoeira do Brasil.”

En 1971 después de la época dorada de la Capoeira Angola, Mestre Pastinha a los 82 años de edad recibe un gran golpe del destino, o mejor dicho de las autoridades. Casi ciego de unas cataratas, se ve obligado a abandonar su vivienda y academia, con la promesa de que esa seria reformada y con el tiempo él podría volver a ocupar ese espacio. No obstante fueron vanas promesas jamás cumplidas.

Mestre Pastinha se muda a una habitación sin ventanas y con bastante humedad, ya que era lo único que podía permitirse con la mínima paga que le daba el ayuntamiento de Salvador. Eso, sumado a la depresión en la que se vio sumido por tener que abandonar su academia, le perjudica aún más la salud.

Mestre Pastinha decada de 1970

En 1979, sufre un derrame cerebral que le lleva a estar ingresado en un hospital por el periodo de un año. Poco después fue ingresado en la residencia para mayores Dom Pedro II, donde permaneció hasta su muerte. 

El 13 de noviembre de 1981, a los 92 años de edad, Mestre Pastinha, casi paralitico, ciego, y completamente abandonado, fallece.

Las enseñanzas pasadas por Mestre Pastinha, no murieron con él. Tuvo varios alumnos que se encargaron de rememorar y transmitir su legado, para que ese pudiera llegar hasta los días actuales. Entre esos alumnos podemos destacar:

Mestre João Pequeno

Mestre João Grande

Mestre Gildo Alfinete

Mestre Curió

Entre otros muchos.

Mestre Pastinha fue uno de los mayores defensores de la cultura AFRO-BRASILEÑA, y más particularmente de la Capoeira Angola Tradicional.

Gracias Mestre Pastinha por todas tus enseñanzas.

 

VOLVER
Arriba